Ayer miércoles un joven de 17 años se entregó a la PDI como el autor del asesinato del carabinero Óscar Galindo, quien recibió dos impactos de bala en la cabeza y otro en la muñeca, aparentemente con una subametralladora UZI.

El joven llegó a la guardia de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI de la Pintana, donde admitió haber disparado contra el uniformado.

Ayer Carabineros realizó un gran operativo para encontrar al responsable pero, finalmente, se entregó voluntariamente en el recinto policial y quedó detenido.

Según informa Bíobío, en el lugar se confirmó que presentaba heridas de bala, por lo cual fue trasladado por personal de OS9 al Hospital El Salvador, según procede, donde también llegó el general director de Carabineros: Hermes Soto.

El director valoró que el autor se haya entregado, para que “pague como corresponde”, dijo.

“Lo buscamos durante todo el día. Esto nos da tranquilidad. Estamos orgullosos como institución”, agregó.

También aseguró que el menor se entregó por que Carabineros lo tenía “acorralado” en el sector donde se escondía.

Ahora viene la formalización del joven por los hechos que causaron la muerte del policía y que tendrán que ser probados ante la Justicia.

En tanto, se confirmó que el autor tenía domicilio en La Pintana y que tenía antecedentes por posesión y tenencia de armas de fuegos, y también por receptación.

Finalmente, después de la atención médica, el acusado fue llevado al cuartel del OS9 en Ñuñoa.