Durante el pasado miércoles se realizaría una sesión especial en la Cámara para abordar las demandas feministas que se han dado a conocer públicamente a través de la movilización y tomas organizadas por estudiantes feministas.

Sin embargo, a la instancia solo asistieron 46 diputados de un total de 155: en paralelo se realizan seis sesiones de comisión, con 13 integrantes en promedio cada una, los que estaban excusados de estar en Sala. Por ello, el hemiciclo debió contar con al menos 27 diputados más.

La cita fue solicitada por el PPD y contó con la participación de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, y del titular de Educación, Gerardo Varela. En las tribunas, un grupo de manifestantes desplegaron carteles con la consigna “Por un Chile feminista, educación no sexista” y lanzaron gritos.

Uno de los cuestionados fue el diputado Luciano Cruz-Coke, a quien le preguntaron por la ausencia de parlamentarias de su bancada en la instancia: “¿Dónde están las mujeres de Evópoli?”, le gritaron.

La diputada Cristina Girardi, gestora de la sesión, sostuvo que “temas tan importantes como éste no deberían desarrollarse en paralelo, porque hace que muchos de los parlamentarios estén fuera de la Sala en el minuto de generar la discusión, y que de verdad entre todos empujemos una agenda distinta a la que tenemos hoy día de una educación no sexista y feminista.

En tanto, el ministro Varela fue otro de los interpelados por los estudiantes, quienes exhibieron un cartel que cuestionaba la falta de propuestas de protocolo en establecimientos de educación pública, con el título “Fuera Varela”.

“Quiero recalcar que me sorprendió la cantidad de abstenciones, porque yo no escuché a ningún parlamentario hablar en contra de los cambios que había que hacer respecto de la educación sexista. Sin embargo, hubo en algún minuto 46 personas que se abstuvieron de votar a favor de una educación no sexista“, recordó la parlamentaria.