Este jueves las nuevas ministras y ministros del gobierno español liderado por el socialista Pedro Sánchez prometieron sus cargos en el palacio real de la Zarzuela. Después de la ceremonia protocolaria, los miembros del nuevo gobierno se dirigieron a sus respectivos ministerios para tomar posesión de sus cargos y hacer el traspaso de las carteras.

Pedro Sánchez nombró a 11 ministras en un gabinete de 17, lo que representa el 64,7% de los miembros. Este hecho convierte a la nueva administración en el ejecutivo con más mujeres del mundo y de la historia de Europa, superando al gobierno finlandés de Vanhanen que, en 2007, había nombrado a 12 ministras de un total de 19, el 63,1% de los integrantes.

Otros países, como Francia, Bulgaria o Suecia llegan a un 52%. Costa Rica, suma el 56% de mujeres en su gobierno, y Canadá tiene un 51,7%. Todos ellos también han conseguido situarse en las posiciones más altas del ranking (fuente: Eldiario.es).

gráfico mujeres ministras

/ Fuente Eldiario.es

La designación del ejecutivo socialista llega después de una moción de censura impulsada por el PSOE tras la sentencia del caso Gürtel, por una trama de corrupción que afectó de lleno al Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. Una destitución que coincidió, en España, com el auge del movimiento feminista, muy visibilizado sobre todo después del 8 de marzo, cuando se llevó a cabo un paro de mujeres en todo el país.

El último gobierno socialista en España, liderado por José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, nombró a un 50% de mujeres y dejó un piso mínimo que el nuevo ejecutivo superó.

Durante la toma de posesión, la mayoría de las ministras y de los ministros utilizaron una fórmula muy novedosa: han prometido “guardar el secreto de las deliberaciones del Consejo de ministras y ministros”. Sólo cuatro de los nuevos secretarios de Estado -dos hombres y dos mujeres- no han recurrido a esa fórmula. Al igual que sucedió con la toma de posesión del presidente, en la mesa donde prometieron sus cargos los miembros del gobierno, no hubo ni Biblia ni crucifijo.

Críticas de Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, reprochó este jueves a Pedro Sánchez que haya conformado un gobierno con el que “ha sonreído a Ciudadanos y al PP” y que haya “tardado 24 horas en olvidarse de quien le ha hecho presidente del gobierno. Según ha dicho en TVE, eso es “toda una declaración de principios” de Sánchez, que ha conformado un Ejecutivo “con gente que le gusta a Ciudadanos y al PP” y con nadie que pueda reconocerse como una figura cercana a Podemos, que le apoyó para que saliera adelante la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Una de las decisiones más cuestionadas por Podemos es la elección de Fernando Grande-Marlaska para la cartera de Interior, “un ministro que parece del PP” según Pablo Iglesias. El nombramiento del juez Grande-Marlaska generó polémica por ser uno de los jueces más duros en contra de los miembros de ETA como magistrado de la Audiencia Nacional. Adoptó una posición férrea contra el brazo político de la organización terrorista, Batasuna, y recibió reprimendas de sus compañeros por la dureza de su persecución de los sospechosos de terrorismo. Uno de los casos más controvertidos fue la sentencia que absolvió a 40 jóvenes acusados de pertenecer a la organización juvenil de la izquierda vasca Segi. La sentencia consideró que el juez no tomó medidas para evitar que fueran torturados.