[Lee también en El Desconcierto: Crudo testimonio de acoso sexual en la Uniacc: “El profesor me ofreció hacer un trío con su polola”]

Dado los últimos acontecimientos en los que me he visto envuelto de manera involuntaria es necesario y prudente precisar a la opinión pública y en general a los medios de comunicación lo siguiente:

1. Respecto a los delitos que se me imputan vía redes sociales y el medio electrónico eldesconcierto.cl, debo señalar que son falsos.

2. Que aun cuando han tenido el tiempo y disposición para enlodar mi honra, incluso ocupando dos reportajes, hasta el día hoy 06 de junio de 2018, siendo las 20:00 horas, nadie ha denunciado de manera formal, ni ante el Ministerio Público y menos antes las Policías y/o ante las autoridades competentes estos delitos.

3. En Chile rige el principio de inocencia, lo que supone que nadie puede ni debe ser tratado como culpable mientras así no lo determine un Tribunal legalmente constituido, mediante una sentencia firme y ejecutoriada, al término de un juicio oral y público. Que dicho derecho se encuentra consagrado en nuestro Código Procesal Penal en su artículo 4°, y además en el inciso 2° del artículo 5° de nuestra Constitución Política de la República.

4. Con lo anterior en mente, el día de hoy he decidido en compañía de mi equipo de abogados, y teniendo absoluta certeza de mi inocencia y de la nula participación que tengo en los delitos imputados, sumado al hecho que se ha pretendido enlodar mi honra, sin que exista una denuncia formal en mi contra y por ende, nadie fue capaz de sostener ante las autoridades competentes, todas y cada una de sus imputaciones, he procedido a ejercer el derecho consagrado en el artículo 179 del Código Procesal Penal. Con este propósito, nos apersonamos en la Brigada de Delitos Sexuales y Menores, dependiente de la Policía de Investigaciones de Chile, procediendo a generar una autodenuncia, para que los hechos sean investigados por el Ministerio Público, y sea esa la forma en que la verdad sea conocida y reivindicada. Con esto doy de manera libre y voluntaria inicio a que el aparataje de persecución penal opere y se investigue a cabalidad quien faltó a la verdad.

5. Que en Chile, en donde existe un Estado de Derecho, no pueden ni deben seguir ocurriendo este tipo de situaciones, que solo enlodan una trayectoria personal y profesional, con miras a atender intereses egoístas y arteros.