Durante la mañana de este jueves se realizó la audiencia en el Tribunal de Familia de Viña del Mar para revisar el caso de la joven haitiana Maribel Joseph, a quien le arrebataron a su hija de 11 meses por dejarla al cuidado de una mujer mientras trabajaba.

Joseph ha tenido que lidiar con una cadena de injusticias desde su arribo a nuestro país: primero fue despedida cuando sus empleadores supieron que estaba embarazada y luego quedó totalmente desamparada mientras esperaba el nacimiento de su bebé. Luego consiguió el contacto de una familia de Viña del Mar que le ofrecía arrendarle una pieza para que se quedara mientra conseguía trabajo.

Tras encontrar un puesto laboral en Santiago, gracias al cual comenzó a generar ingresos para su hija y otros pequeños que siguen en Haití, la pequeña de 11 meses se quedaba en Viña del Mar bajo el cuidado de la familia que las acogió a ambas. Sin embargo, los funcionarios de la Oficina de Protección de Derechos decidieron acudir a su domicilio junto a Carabineros y llevarse a la bebé. 

Desde entonces comenzó una nueva batalla para ella por la recuperación de su hija. Este jueves, Maribel estuvo acompañada de organizaciones feministas y el tribunal decidió regresarle la tuición sobre su hija, por no existir antecedentes necesarios para mantenerla en el Sename. La joven tuvo que dejar su trabajo en Santiago, donde había conseguido contrato indefinido, para conseguir recuperarla.

Entre lágrimas, Joseph abrazó a su pequeña y aseguró estar “feliz, muy feliz” de estar junto a ella otra vez. El caso de Maribel Joseph recordó lo ocurrido en 2017 con Joane Florvil, otra joven haitana que fue acusada injustamente de abandonar a su hija por la Oficina de Protección de Derechos de Lo Prado. Tras ser detenida, la joven enfermó gravemente de salud y perdió la vida un mes después. Hoy su hija se encuentra al cuidado de su padre.