La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffman, presentó ayer viernes, de manera oficial, la precandidatura del ex mandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones presidenciales que se realizarán en octubre.

La actividad se realizó en el municipio de Contagem, en el estado de Minas Gerais, allí Hoffmann señaló que Lula es el candidato porque es “inocente y el único en condiciones de sacar al país de la crisis”.

“Hemos lanzado oficialmente la candidatura de Lula a la Presidencia (…) No existe otro líder político de la estatura de él en el país, con la capacidad de interlocución popular que Lula tiene”, agregó la líder del PT y además confirmó que la inscripción de la candidatura del ex presidente de Brasil se realizará el 15 de agosto de este año.

Mientras se realizaba el acto que proclamaba la precandidatura de Lula, distintas organizaciones sociales, parlamentarios y campesinos se apostaron afuera de la comisaría donde está detenido Lula en forma de protesta.

Por su parte Lula divulgó un manifiesto en su página web donde señaló que “asumo esta misión porque tengo una gran responsabilidad con Brasil y porque los brasileños tienen el derecho de votar libremente en un proyecto de país más solidario”.

“Soy nuevamente candidato a la Presidencia de la República para acabar con el sufrimiento del pueblo“, agregó.

Sin embargo, la candidatura de Lula está virtualmente anulada debido a que las leyes electorales brasileñas prohíben que los condenados en segunda instancia, como en su caso, se postulen a cualquier cargo público.

La Justicia Electoral no actúa de oficio y solamente se pronunciaría sobre la situación del ex dirigente sindical, si es que su nombre es registrado, a partir del 15 de agosto, que es cuando vence el plazo para la inscripción de las candidaturas.