Ampliar el público del festival. Esa es la expectativa que Cynthia García Calvo, una de las fundadoras y actual directora de programación del Amor Festival Internacional de Cine LGTB+, tiene para la edición 2018 del certamen que desde hace tres años convoca a distintos realizadores nacionales y extranjeros, y cuyo denominador común es el tema de la identidad de género.

Con ese propósito es que este año el festival sumará una sala de la cadena Cineplanet, en el mall Costanera Center. “Estamos apuntando a un público nuevo. Queremos salir del circuito de cine arte. Buscamos que gente, que no sea de la comunidad LGTB, se pueda acercar también a estas producciones”, explica.

El tímido apoyo de la empresa privada

Cynthia García Calvo, quien además es productora ejecutiva de CYAN Prods, la productora que ella misma fundo en 2017, relata que el certamen de este año, que exhibirá 31 títulos nacionales e internacionales, al igual que en sus dos versiones anteriores se financió “con muchas ganas y apoyo de gente. Básicamente fue juntar las voluntades de muchas personas interesadas en mostrar sus películas”.

“Es un festival muy joven todavía y nos cuesta muchísimo conseguir apoyo por las características que tiene este certamen. Pese a que se podría pensar que como sociedad se ha avanzado varios pasos, aún es difícil conseguir apoyo de privados básicamente por la temática que aborda”. En este sentido, y como contraste, Cynthia García destaca el apoyo que este año han tenido de la empresa Uber.

Si bien las propuestas de películas nacionales, especialmente cortometrajes, aumentaron bastante respecto a los años anteriores, la periodista apuesta a que en la medida que el festival tenga más ediciones, mayor será el número de interesados en participar y mayor el apoyo que van a tener, incluido el sector privado.

“En la medida que el festival genere más ediciones va a tener más aceptación, va a ser más conocido. Creemos que a futuro vamos a tener más apoyo, más producción y se va a generar lo que buscamos, un espacio para exhibir y difundir este cine y también un lugar que pueda contribuir a que la sociedad pueda tener estos cambios que buscamos”, concluye.

Abiertos a lo experimental

Respecto al criterio editorial para seleccionar los trabajos a exhibir, Cynthia García Calvo explica que Amor es un festival donde hay pocas películas pero que son elegidas por una razón en particular. Se busca que ante todo, que sean películas que tengan calidad, y que más allá de eso, aborden una temática que es el común denominador del festival. “Nosotros no crecemos mucho entre una edición y otra sino que mantenemos un número similar, para tener películas cuidadas. Si bien la producción ha crecido tampoco es tan amplia”, cuenta.

En cuanto a las temáticas que privilegia el certamen, Cynthia García Calvo comenta que tiene que ver con películas que desde lo narrativo sean sólidas, arriesgadas. “En nuestras bases ponemos que estamos abiertos a lo experimental. Más allá de las temáticas, nos interesa como son abordadas. Los nuevos lenguajes, desde el documental, la ficción, la animación, siempre tratamos de tener una representación de estas distintas formas de narrar”.

La programadora del festival cuenta que como organizadores les interesa que el certamen se consolide como un espacio de difusión para realizadores chilenos pero también como un lugar de debate para la temática LGTB. “Aspiramos a ser un espacio que pueda aportar, además, a que la sociedad pueda reflexionar sobre estos temas. Queremos también salir del público nicho. Dejar de ser un festival donde solo la comunidad LGTB va a ver las películas, llegar a otros públicos. Ante todo es cine. Buscamos que gente que no sea de la comunidad LGTB se pueda acercar a estas producciones”.

Una Mujer Fantástica

Para Cynthia García Calvo , la premiada película chilena Una Mujer Fantástica, del director nacional Sebastián Lelio, contribuyó significativamente con poner el tema de la diversidad sexual en la discusión cotidiana de los chilenos y en la agenda de los medios.

Cuenta que fueron los premios internacionales los que aumentaron la popularidad de la película e iniciaron el debate que se generó posteriormente.

“Esos premios internacionales alimentaron la popularidad de esta película y del debate que generó posteriormente. De hecho, esta popularidad apuntaló lo que fue la ley de género, de alguna manera. Me parece que el valor que tiene la película es tocar esta temática contingente y hacerlo de una manera que es bastante accesible para un público amplio. Creo que ese es el gran valor de la película”.

Puedes revisar la programación del festival en el siguiente link.