Fue el 12 de febrero a las 22.20 horas por las pantallas de Canal 13. Emilio Sutherland, el conocido periodista de la estación, responsable de programas como “En su propia trampa” y “Contacto”, estuvo cara a cara con Alex Smith, el polémico informático contratado por Carabineros, responsable de la aplicación Antorcha, el cuestionado software utilizado en la Operación Huracán.

Smith intentó frente a las cámaras probar que la aplicación sí funcionaba y podía interceptar mensajes de Whatsapp, con los que la Fiscalía de La Araucanía acusó a ocho comuneros mapuche de asociación ilícita terrorista. Pero no. Incapaz de demostrar el funcionamiento, el “profesor” denunció, en ese mismo momento, que su equipo estaba siendo hackeado. Todo por las pantallas de Canal 13 en horario estelar.

Hoy se sabe que Antorcha nunca funcionó y que la denuncia de Smith -próximo a ser formalizado- también era falsa, pues no existen evidencias del hackeo. 

Pero el tema no se agota ahí. Según publica La Tercera, la Fiscalía inició una investigación para conocer los detalles de esa extraña publicación. Específicamente, con qué computador se hizo la recreación “de la supuesta aplicación Antorcha” y qué dependencias de Carabineros fueron usadas para esta acción.

La investigación llevada por el fiscal Carlos Palma acreditó que el encuentro entre Smith y Sutherland se llevó a cabo en Escuela de Carabineros de Chile, cuestión que quedó registrada en el libro de guardia.

Después y ante las supuestas evidencias del hackeo, se habrían trasladado hasta las oficinas de la Dirección de Inteligencia Policial en el centro de Santiago. De esto, eso sí, no quedó registro en el libro de visitas.

Además de Smith y Sutherland, estaban también el ex mayor Patricio Marín Lazo y el ex capitán Leonardo Osses Sandoval, ambos implicados en la asociación ilícita que investiga la Fiscalía a propósito de Huracán. También estaba Marisa Navarrete, entonces abogada defensora de los tres, pero que hoy sostiene la defensa exclusiva de Osses.