Funcionarios de la policía de Investigaciones (PDI) se encuentran investigando el hallazgo de cámara de video al interior de uno los baños de mujeres del Centro Penintenciario Femenino de Antofagasta (CPF).

La denuncia fue realizada por un grupo de mujeres gendarmes, luego de descubrir las cámaras en un ducto de ventilación del baño. Los antecedentes ya están en manos de la Fiscalía, que ordenó las primeras diligencias tras el hecho que fue denunciado el viernes pasado.

Desde el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género comprometieron contención y apoyo psicológico a las funcionarias afectadas, que fueron trasladas a otras instalaciones, según consigna El Mercurio.

Al respecto, la seremi Katherine Veas explicó que “cuando fuimos informados sobre este lamentable hecho, pusimos a disposición de las afectadas el apoyo psicológico de nuestros profesionales, para la labor de primera contención. Lamentablemente, ya no estaban todas, por lo que volveremos a retomar el trabajo”.

En tanto, el presidente de la Asociación de Suboficiales y Gendarmes de Antofagasta, Héctor García, aseguró que buscan dar tranquilidad con el traslado de las funcionarias, así como “facilitar la investigación de la policía y asegurarnos de que no hay más dispositivos en otro lugar”.

Durante este lunes, autoridades y gendarmes afectadas se reunirán para hablar el tema. Luego de esperar los resultados de la investigación que desarolla la PDI, pedirán un patrocinio a las afectadas para iniciar las acciones legales pertinentes desde el Ministerio.