Yini Paola Paz Sandoval Reyes de 28 años, fue víctima de femicidio junto a sus tres hijos Ignacio de 10 años, Valentín de 5 años y Daniel  de 2 años, el día 29 de diciembre de 2016 en la población San Antonio de la ciudad de Temuco. A la fecha aún no se conoce quién o quiénes son los responsables de tan macabro crimen, esto producto de la grave negligencia que se suscitó desde el inicio de la investigación, tanto de parte de la policía de Investigaciones a cargo de Daniel Araneda Suazo Sub comisario y jefe del equipo investigativo y del Fiscal adjunto a cargo  Jorge Mandiola.

Entre las 2:30 y 3:00 de la madrugada en la casa habitación donde residía Yini y sus tres hijos comenzó un repentino incendio, el cual tuvo como resultado la muerte de Yini, Valentín (5) y Daniel (2), mientras que Ignacio (10) fue trasladado al hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena con más del 90% de su cuerpo quemado, falleciendo posteriormente el 4 de enero producto de una falla multisistémica en el Hospital San Borja de la Región Metropolitana, donde había sido trasladado debido a la gravedad de sus quemaduras.

Todo lo relatado hasta aquí aparentaba ser un trágico “accidente” en donde se ve involucrada una joven madre y sus pequeños hijos. Sin embargo, el parte entregado por el Servicio Médico Legal y el certificado de defunción es tácito al establecer que la causal de muerte de Yini Sandoval Reyes corresponde a una herida penetrante cervical torácica complicada, mientras que la de sus 2 hijos menores establece asfixia por inhalación de humo e Ignacio una falla multisistémica producto de las graves quemaduras.

Yini Sandoval

Hoy nos manifestamos como Niunamenoschile haciendo una denuncia nacional por el femicidio de Yini Sandoval y sus tres hijos, en repudio a la justicia chilena y toda su estructura patriarcal.

Denunciamos la falta de compromiso de Carabineros de Chile, PDI y el poder judicial con las mujeres víctimas de violencia machista y femicida.

Denunciamos el constante menosprecio del aparato estatal, expresado en su incapacidad para dar respuesta  y protección a las familias, convirtiéndose en  instituciones corruptas, porque femicidio tras femicidio repiten el patrón violento de ejecutar procesos investigativos fallidos, con levantamiento de pruebas incorrectos, con procedimientos vejatorios, vulnerando toda la investigación, generando y sosteniendo una cultura de impunidad a favor de los agresores.

Exigimos al gobierno de turno respuestas concretas y sobre todo que haya voluntad política para remover estructuras policiales y judiciales misóginas, patriarcales y violentas.

A 1 año 6 meses de ocurrido el hecho no existen responsables de tan horrendo femicidio, donde el o los culpables se encuentran libres caminando por las calles.

Al igual que los Femicidas de Nicole Saavedra, Doris Andaur, Macarena Valdés, y tantas mujeres que aun requieren justicia.  

Como #Niunamenoschile exigimos:

-Destitución del fiscal Jorge Mandiola.

-Justicia para Yini y sus tres hijos.

-No más femicidios en la impunidad.