Pese a que, entre el 1 de mayo y el 31 de agosto rige una normativa que prohíbe el uso de leñas en las 32 comunas del Gran Santiago, más Puente Alto y San Bernardo, hay vecinos y vecinas que prefieren ignorar el reglamento.

En este escenario, la Seremi de Salud de la Región Metropolitana abrió 73 sumarios sanitarios para aplicar multas a quienes insistan en encender sus calefactores o chimeneas entre 1 de mayo y el 7 de junio. En 2017, se cursaron un total de 43 multas por esta causa.

Ya se han cursado 43 multas por esa causa, mientras que el mayor incumplimiento de la norma ocurre en Pirque, Isla de Maipo, Paine, Peñaflor, Melipilla, Calera de Tango y Buin. Las comunas, principalmente rurales, integran la llamada zona B, donde se permite usar leña seca o pellet en calefactores certificados durante el invierno.

Desde la Seremi de Salud, estiman que cerca de 140 mil hogares insisten en el uso de leña durante esta temporada, con emisiones que impactan de forma contundente en la contaminación capitalina.

De hecho, la seremi metropolitana de Salud, Rosa Oyarce, explicó que “estar expuesto al material particulado fino (MP2,5) afecta en la salud; ingresa a la zona traqueo-bronquial e incluso puede llegar al torrente sanguíneo, incidiendo en el desarrollo de enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón y cardiovasculares”.

Se estima que solo en la Región Metropolitana se lanzan a la atmósfera 5.800 toneladas anuales de material particulado, concentraciones de partículas diminutas, tóxicas y respirables que provienen en un 40% de la quema de leña en hogares.

Las fiscalizaciones se realizan en días de semana y feriados, de día o de noche. Solo el fin de semana pasado, cuando se sufrió la primera preemergencia del año, hubo 10 sumarios por uso de calefactores a leña en viviendas que fueron detectados en una ronda nocturna.

Hay inspectores dedicados al trabajo de forma permanente, que aumentan en caso de preemergencia y emergencia ambiental. Los vecinos también pueden denunciar al fono 600 360 7777 y al Twitter @SeremiSaludRM. Los hogares que usan leña arriesgan una multa de 5 a 10 UTM (de $233.460 a $466.920), según el caso.