En agosto del año pasado, un estudiante de tercero medio del Colegio Alianza Francesa fue sancionado luego de que un inspector los sorprendiera con marihuana en mochila. Tras el hallazgo, el recinto dio aviso a Carabineros, llamó a la madre del niño y luego hizo un consejo de disciplina, que determinó una suspensión de nueve días para el alumno.

Sin embargo, durante el primer día de castigo, el joven decidió terminar con su vida. El caso se hizo público y se abrió un debate en torno al trato adoptado por el colegio hacia el estudiante en estos casos. De hecho, la Superintendencia de Educación inició una investigación para profundizar en el comportamiento de las autoridades educativas, que acabó el pasado 1 de junio.

Según consignó El Mercurio, la resolución detalla que el establecimiento fue amonestado por escrito y multado con 58 UTM, cerca de 2,7 millones de pesos. La razón es que el recinto “no habría aplicado correctamente el reglamento interno”, tras encontrar al joven portando marihuana. De hecho, se aplicó un protocolo que se encontraba en desarrollo luego de charlas sobre la Ley de Drogas con Carabineros y la PDI.

Al respecto, el superintendente Sebastián Izquierdo explicó que “se aplicó un protocolo que no había sido difundido a la comunidad educativa tal como lo establece la normativa, que requiere que todo reglamento interno y sus protocolos de actuación sean ampliamente conocidos”.

Además, la autoridad estableció que el colegio “no respetó el justo proceso, es decir, no dio oportunidades al alumno de presentar su defensa”. También cuestionaron que la resolución, tras sorprender al joven, fue llamar a su madre y no al padre, pese a que este último figuraba como su apoderado.

Otro de los puntos abordados por la resolución es que el consejo de disciplina realizado por el caso fue hecho en francés. En este escenario, se recomienda que “ante situaciones disciplinarias complejas, y ante la presencia de miembros de la comunidad educativa que no manejen apropiadamente el idioma francés, se tomen las providencias necesarias para que exista un pleno entendimiento y participación en igualdad de condiciones”.

Pese a que la Alianza Francesa apeló a los cargos, esto fue rechazado. Sin embargo, argumentaron que actuaron según el reglamento interno y que la “decisión de la sanción de suspensión temporal y las medidas educativas impuestas fueron adoptadas por el pleno del consejo de disciplina”.