Las empresas OHL y Sacyr, consorcio que realiza la Autopista Vespucio Oriente (AVO), aseguraron que deberán reconstruir dos obras recién inauguradas del nudo Kennedy-Vespucio para dejar disponible la vía que pretende conectar Huechuraba con La Reina.

Según informa Diario Financiero, OHL y Sacyr explicaron que se trata de dos túneles de conexión, ubicados entre las avenidas Kennedy y Américo Vespucio, que, afirman, se desarrollaron con especificaciones que dificultarían la construcción por debajo del nudo.

“Existe una incompatibilidad estructural entre el diseño y construcción de las obras ejecutadas por SCO (Programa Santiago Centro Oriente) con las condiciones de borde que debían garantizarse para el diseño y construcción de las obras de AVO, conforme a lo indicado por el Ministerio de Obras Públicas en el proceso de licitación de AVO”, dijeron en la concesionaria.

Ademas explicaron que los dos túneles rampa se construyeron con pilotes más cortos en una de sus paredes, pese a que, a juicio de la sociedad, debieron ser hasta la base de la primera losa (más largos).

“Para sortear dicha incompatibilidad, la Inspección Fiscal de la Concesión de AVO está exigiendo a la sociedad -como condición para aprobar la ingeniería de detalle de las obras- la ejecución de obras no previstas en el contrato“, afirmó AVO.

Pero, y esto es más extraño aún, la extensión de los pilotes no es el único problema. Según la empresa, lo otros elementos de la estructura también son incompatibles.

“El MOP no realizó el seguimiento apropiado a las obras de SCO”, concluyó AVO.