El Negro Piñera, apareció en un nuevo comercial, esta vez de la marca de bebidas Pepsi. En ella, hicieron alusión a que habría dejado la “coca”, la competencia, pero también dejando entre ver un chiste sobre su fama de trasnoche y drogas.

En el spot cuenta: “Me gusta pasarlo bien, mi rutina siempre ha sido salir de noche, juntarme con las amigas, carretear y cantar. ¿Pero que digan que tengo una relación amorosa con la Coca? Porque yo estoy casado con la Pepsi”.

Y luego lo muestran haciendo pilates y tomando Pepsi, diciendo que con esta bebida su vida cambió.

En redes, inmediatamente fueron muchos usuarios los que criticaron la publicidad, tildándola de mal gusto: