La diputada argentina Nathalia González Seligra (PTS-FIT) también intervino en la maratónica jornada que se ha desarrollado durante todo este miércoles por la discusión en el Congreso de ese país en torno al proyecto de ley de legalización del aborto.

La parlamentaria homenajeó a las miles de mujeres que murieron víctimas del aborto clandestino, y desde su experiencia como docente de La Matanza recordó conversaciones con alumnas sobre embarazos no deseados y situaciones traumáticas que sólo terminaban siendo contenidas por sus pares y sus docentes.

“Muchas de ellas están hoy acá afuera, movilizadas junto a sus docentes y sus madres, porque son parte de un enorme movimiento nacional que nos conmueve y es imparable”, dijo.

Del mismo modo, hizo un reconocimiento a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, “que hace trece años peleamos porque este proyecto se trate acá en el Congreso”. “Algunas de las compañeras de la Campaña, lamentablemente, no han llegado a vivir este momento histórico”, dijo, en alusión a la obrera textil y abogada feminista Dora Colodesky, redactora del proyecto de la Campaña.

La diputada además criticó la participación de la Iglesia Católica como la principal opositora a la ley del aborto, y que incluso presionó a distintos parlamentarios para que cambien sus votos. “Los que también fueron cómplices de la apropiación de bebés son los que reciben millones de pesos del Estado por los decretos de la dictadura y que ningún gobierno posterior tocó. ¿Ellos se dicen defensores de la vida? ¡Qué hipocresía!”, afirmó.

“Les quiero decir a todos esos representantes del oscurantismo clerical que pueden seguir tejiendo complicidades para impedir que este proyecto se convierta en ley pero la batalla ya la perdieron en las calles, en las escuelas, en los lugares de trabajo, en la sociedad. Y es un orgullo ver a esas pibas, a esa nueva generación, ganar las calles”, agregó.

Finalmente, la parlamentaria fue tajante al señalar que “las mujeres estaremos en la primera fila para impedir que esto suceda. Ya lo vimos en otros momentos de la historia. En la Revolución francesa, nuestras hermanas marcharon al centro del poder, hacia Versalles. En la Revolución rusa, hace más de 100 años, conquistaron la separación de la Iglesia del Estado y el derecho al aborto”.

Mira el video acá: