El regreso de Julio Ponce Lerou a Soquimich fue una de las noticias que marcó la pauta informativa de la semana pasada. Tras haber dejado el directorio como parte de un acuerdo con Corfo en medio del caso SQM, el ex controlador de la minera no metálica regresó como asesor de la compañía.

Por eso, la noticia de que Francisca Lucía Ponce Pinochet (38), hija de Julio Ponce y nieta de Augusto Pinochet, vendió sus acciones de SQM causó también relevancia en la prensa financiera. En efecto, El Mercurio consignó en su sección de Economía y Negocios que Ponce Pinochet enajenó 124 acciones de la serie B por la suma de $4.047.360. Esto es, un valor de $32.640 por título.

El hecho fue informado por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) del pasado día lunes.

SQM fue creada en 1968 por el Estado para regularizar la industria del salitre, un fertilizante natural hoy casi en desuso. Unos años después, en plena dictadura militar, Augusto Pinochet privatizó la empresa en dudosas instancias y pasó a manos del entonces yerno del fallecido dictador, Julio Ponce Lerou.

Francisca reclamó tierras mapuche como suyas

No es la primera vez que el nombre de Francisca Ponce cobra relevancia en los medios estos días. Hace unas semanas, el miércoles 30 de mayo, la nieta de Pinochet apareció en la palestra pública luego que la Corte Suprema fallara en su contra cuando no pudo legitimar que unas tierras que era de propiedad mapuche le pertenecían.

En la primera instancia de ese conflicto fue ella quien demandó a la comunidad indígena Llanquileo por unas tierras emplazadas en Puyehue, en la Región de Los Lagos, las cuales ellos habían reivindicado por su calidad de ancestrales.

Si bien Ponce Pinochet ganó esa demanda, los mapuches apelaron y revirtieron el fallo.