La justicia decidió archivar y dejar sin efecto las medidas cautelares contra el chileno Nicolás Zepeda, de 26 años, principal sospechoso del asesinato de una estudiante japonesa en Francia.

La noticia llega luego de que Francia no formalizara su pedido de extradición respecto a Zepeda. Por ello, en la resolución adoptada por el juez Jorge Damh se establece que se deja “sin efecto la medida cautelar personal de prohibición de salir del país decretada en contra” de Nicolás Zepeda.

En la práctica, la acción judicial archiva y congela el proceso judicial en Chile mientras las autoridades francesas decidan no reactivarlo, según confirmó la agencia AFP.

El juez de la causa había asegurado en marzo del año pasado que “los antecedentes relativos al hecho punible y la participación (de Zepeda) son bastante precarios”.

Zepeda es sospechoso de la desaparición y eventual asesinato de la estudiante Narumi Kurosaki, de 21 años, ocurrida el 4 de diciembre de 2016, tras un encuentro que ambos mantuvieron en la residencia universitaria donde vivía la joven en Francia.

Pese a que el cuerpo de Kurosaki aún no es encontrado, policías y autoridades francesas están convencidos de que fue asesinada. En sus declaraciones a la policía chilena, Nicolás Zepeda ha negado su culpabilidad en el crimen, pero reconoció que estuvo con la estudiante japonesa la noche en que desapareció.

Varios estudiantes de la residencia universitaria aseguraron haber escuchado gritos, el llanto de una mujer y golpes en las puertas la noche en que Narumi desapareció.

También puedes leer: Chileno sospechoso de feminicidio de joven japonesa es notificado ante tribunales