A través de una publicación difundida en Facebook y Twitter, una mujer denunció que un grupo de voluntarios que repartían comida y ayuda a personas en situación de calle fueron interrumpidos por Carabineros y experimentaron un confuso momento.

“Unos amigos para contribuir con un granito de arena decidieron ir a entregar ayuda a gente en situación de calle, repartiendo café, frazadas, ropa seca, zapatos, sandwiches, etc.”, comentó la mujer, iniciando su relato.

En medio del proceso, una patrulla de carabineros “los irrumpe cual delincuentes, realizándoles un control de identidad, (cabe recalcar que ninguno de ellos tenía antecedentes). Tomando detenido a uno de ellos por porte de arma blanca (arma blanca que estaban utilizando con la finalidad de cortar el pan)”, detalló.

La mujer identificó a uno de los funcionarios como el sargento segundo Luis Pirul Hernández, a quien interpeló en su relato: “¿Qué daño podían causar haciendo una labor social? Que peligro podían representar para ud o para nuestra comunidad, personas cuya finalidad era solo ayudar? O acaso ud desde la comodidad de su silla, o desde la calidez de su hogar se pone la mano en el corazón para ayudar a una persona, que carece de todas las comodidades y necesidades básicas que una persona como ud o como yo tenemos?”, escribió.

“Lamentablemente por personas como ud el nombre de carabineros se ensucia. Por su falta de criterio y de empatía con gente que solo esta tratando de contribuir de manera positiva a nuestra sociedad”, añadió.

La mujer adjuntó las fotos del momento, en donde se aprecia una bolsa de alimentos y vasos para repartir café y al funcionario policial involucrado. La mujer añadió que “al momento de enfrentarlo fue exactamente lo mismo que hablar con una pared. Maleducado, descortés y amenazante”.

Por último, respecto al funcionario policial agregó que “ojalá duerma tranquilo sabiendo que va a ensuciar los papeles de una persona, cuya única intención era ayudar”.

Mira la publicación a continuación: