Sin duda, uno de los temas que ha despertado más debate y posiciones encontradas durante este miércoles es el controvertido actuar de un funcionario de Carabineros, quien disparó en el antebrazo y hombro a un conductor de Uber que se negó a ser controlado en el aeropuerto de Santiago.

Tanto el gobierno como las altas autoridades de Carabineros salieron a respaldar el procedimiento del policía bajo el argumento de que “llegó el momento de respetar a las autoridades”, como señaló el presidente Sebastián Piñera, y quien también quiso sumarse a la cruzada patriótica fue el ex candidato presidencial José Antonio Kast.

A través de su cuenta de Twitter, el ex parlamentario propuso que los usuarios se sacaran selfies con funcionarios de Carabineros y manifestaran su respaldo a la otra vez cuestionada institución con el hashtag #ApoyoaCarabineros.

En redes sociales la reacción fue dispar, y mientras algunos usuarios adhirieron a la iniciativa considerando lo arraigada –considerando lo arraigado que aún está el uso de “mano dura” en la educación chilena–, también muchos otros recordaron una serie de episodios en que los funcionarios de Carabineros han realizado un uso excesivo de la fuerza, como las marchas estudiantiles o la represión al pueblo mapuche, y sacaron a flote una vez más el millonario fraude al interior de la institución y que ya supera los 30 mil millones de pesos.