La frustrada participación de la Roja en el Mundial de Rusia sigue pasando la cuenta. Aquel partido contra Brasil el 10 de octubre de 2017 quedó grabado en la mente de miles de hinchas que vieron como la mejor selección de la historia de nuestro país echó por la borda la posibilidad de estar en su tercer mundial consecutivo.

Ni la obtención de la Copa América y la buena participación en la Copa Confederaciones pudieron hacer mella de la frustración de los hinchas, quienes han expresado que ya no les gusta tanto el fútbol como antes.

Según consignó La Tercera, un estudio de GfK Adimark reveló que el porcentaje chilenos que dice que no les gusta el fútbol aumentó de 15% a 28% entre 2014 y 2018.

Para Diego Vilches, que escribió el libro “Del Chile de los triunfos morales al Chile, país ganador. La identidad nacional y la selección chilena de fútbol durante la dictadura militar (1973-1989)”, esto se explica porque vivimos en un país demasiado competitivo.

“En el Chile neoliberal, en que más que compatriotas, los chilenos compiten entre sí, la selección es uno de los pocos espacios en que nos sentimos chilenos. El Mundial era un espacio para que se reprodujera ese discurso de lo nacional y, justamente, Chile no va a estar. Eso genera frustraciones”, afirmó.