En los patios de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) se realizó el nuevo capítulo de “Políticamente Humanas”, espacio de conversación de Kena Lorenzini, que en esta oportunidad tuvo como invitada a Carolina Rubilar, estudiante y vocera de Las Bullas, el frente de mujeres de la hinchada de Universidad de Chile.

Rubilar explicó que el espacio se formó a fines del año pasado “como una red de apoyo y una forma de empezar a conocernos como mujeres”, que se ha constituido como un espacio de trabajo concreto y explicó que “para nosotras el fútbol sí es tremendamente político”.

“Con el tiempo me he ido dando cuenta que rescata un montón de valores y de ideales políticos a los que yo quiero apuntar, no puedo hablar por todos, pero gran parte se declara antifascista, anti racista, asiste a distintas convocatorias y estamos intentando que el feminismo también lo sea”, aseguró. Además, agregó que “el fútbol es una herramienta política súper importante, porque mueve masas, llega a todos los sectores y es muy transversal”.

En la conversación, la joven además contó que Las Bullas ha estado en contacto “con otras compañeras que pertenecen a otras hinchadas, pero llegamos a la conclusión de que nos es difícil trabajar organizacionalmente”. “Por los códigos que se trabajan actualmente dentro de las barras (todas) existen niveles de violencia a los que no podemos exponernos ni exponer a otras compañeras. No tenemos problemas en compartir el espacio pero sí entendemos que ligarnos organizacionalmente es peligroso porque no tenemos las herramientas para defendernos de las otras violencias que existen alrededor”, relató.

Como ejemplo, mencionó que el año pasado, en la marcha del 8 de marzo, se encontraron las hinchadas de la U y Colo Colo y hubo enfrentamientos directos en el mismo lugar. “Lo más irrisorio es que los empezaron los hombres que fueron a la marcha, y las compañeras sí se sumaron”, contó, y agregó que se ha trabajado en el tema, pero que aún así este año “después de la marcha, a una compañera de la U la persiguieron de la contra, le gritaron, le dijeron que la iban a violar y ella zafó escondiéndose adentro de una casa en que golpeó la puerta”.

Mira el video acá: