El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de la ONU, el 14 de marzo pasado hizo un informe con críticas al Estado de Chile. Reconoció avances pero la organización acusa que el país tiene serios atrasos en cuanto a violencia de género e igualdad entre el hombre y la mujer.

Este informe sale a la luz justo después que el machismo y la violencia de género contabilizó cinco mujeres asesinadas en tres días.

También la ONU advierte a Chile “las limitaciones de la ley de violencia intrafamiliar para sancionar los casos de femicidio, puesto que requiere que el autor mantenga o haya mantenido una relación con la víctima”. 

Además, el documento pone especial énfasis en: “el numero creciente de femicidios (de 34 casos en 2016 a 43 en 2017) y tentativas de femicidio; la violencia contra las niñas, incluidos los casos de explotación y abusos sexuales, en las instituciones del Servicio Nacional de Menores; las denuncias de uso de la violencia por agentes del Estado contra mujeres lesbianas, bisexuales y transgénero; la falta de datos sobre los enjuiciamientos y las condenas en tales casos y las denuncias de uso excesivo de la fuerza por agentes del Estado contra mujeres mapuches en La Araucanía, y la falta de datos sobre los casos de violencia contra mujeres indígenas”, entre otros puntos.

Finalmente, reiteró al estado chileno la recomendación que le hizo en 2017 para modificar la ley de femicidios, “para ampliar la definición, de modo que abarque todos los homicidios motivados por el género; establezca un mecanismo específico para vigilar los derechos de las niñas en las instituciones públicas del Servicio Nacional de Menores y vele porque se investiguen todos los casos de violencia de género contra niñas y sus autores sean enjuiciados y adecuadamente sancionados”.