El juez del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Cristián Sánchez, desestimó una acusación de “alunizaje”, por un robo a una tienda comercial, porque el delito ocurrió en la tierra.

Los hechos ocurrieron el 23 de septiembre de 2016 y el delito involucraba a un menor de edad que ocupó una camioneta recién robada para botar una de las murallas del local.

Según consigna La Tercera, el juez, al recibir el caso el pasado 9 de abril, fue literal y exigió al Ministerio Público “antecedentes espaciales” para condenar al joven acusado. Sin embargo, no los obtuvo por lo cual dictó una absolución. Todo esto a pesar de que el menor confesó la autoría de los hechos y se había aceptado un procedimiento simplificado.

La confesión no fue suficiente para Sánchez, quien en su resolución cuestionó que la fiscalía calificara los hechos cometidos como un “alunizaje” y utilizó la definición del diccionario para señalar que ésta “alude a un hecho aeroespacial consistente en detenerse en un cuerpo celeste extraplanetario, específicamente la Luna y, por ahora, ese hecho es física y jurídicamente imposible”.

De esta forma, el joven quedó absuelto de las dos sanciones de 60 horas de trabajos comunitarios que requería el Ministerio Público.

No obstante la Corte de Apelaciones de Santiago anuló el fallo de primera instancia de Sánchez y solicitó una nueva audiencia en la cual el magistrado fue inhabilitado.