El capítulo de Pasapalabra de CHV, de ayer domingo, entregó dos nuevos ganadores que se ganaron los aplausos del público, tanto  por su desempeño en el programa como por sus historias: se trata de Sujey Jara, quien no podría haber estudiado sin gratuidad, e Ítalo Tamburrino, quien no se puede casar con su pololo porque la Ley no lo permite.

Sujey es estudiante de Psicología en la Universidad de Chile y tuvo a muchos televidentes hinchando por ella, gracias a su amplio conocimiento y dominio del juego, y por su relato como una joven madre soltera que dio la PSU y obtuvo la gratuidad. Historia de esfuerzo que en su momento incluso fue reconocida por la entonces Presidenta Michelle Bachelet.

En tanto que Ítalo es un egresado de Biología Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile y marcó un hito en el programa al besarse con su pareja homosexual como celebración, siendo el programa más visto del prime, al ser uno de los dos triunfadores de la noche, en un país que sigue sin Ley de Matrimonio Igualitario. Ítalo envío un mensaje a los legisladores/as para que aprueben el matrimonio igualitario y los derechos de los trans.

Pero no solo eso, ya que también destacaron por su particular forma de enfrentar el juego: en vez de seguir la lógica de ser rivales, se apoyaron, entendiendo que ambos podían salir como ganadores del estudio y darle una vuelta a la lógica competitiva e individualista.

Entre ambos, se repartieron 72 millones de pesos en el concurso de Chilevisión, ganándose los buenos comentarios en redes sociales del público como de su universidad  y por primera vez en el programa, dos concursantes completan el rosco a la vez.