La octava Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entregó nuevos datos sobre los hábitos de consumo de los hogares chilenos. Los dos datos más relevantes son que el gasto promedio de las familias es de $1.121.000 mensuales y que sólo el quintil de mayores recursos tiene capacidad de ahorro.

Según el desglose, la prioridad número uno a lo que el dinero va destinado es a alimentos y bebidas no alcohólicas (18,7%), seguido por transportes (15,2%) y vivienda y servicios básicos (14,3%).

El resto del gasto se divide en salud, educación, cultura, vestuarios, y otras necesidades, reveló la encuesta que se realiza cada 5 años.

En tanto que la capacidad de ahorro es un lujo que solo se permite el quintil de la población más rico, y destina en promedio más de 200 mil pesos mensualmente. ¿El resto? Llega con lo justo a fin de mes o se ve obligado a gastar más de lo que tiene.

Otros datos interesantes son que de cien hogares, el 53% apuntó haber gastado en medicamentos, 48% en consultas médicas y 16% en servicios dentales; y que 96% de las familias reconocen comprar pan, mientras que las bebidas van en segundo lugar con un 73% y en tercero se ubican las carnes rojas con un 63%.