La Corte de Apelaciones de Santiago, condenó a la Municipalidad de Maipú a pagar alrededor de $100 millones de pesos a una ex trabajadora que fue desvinculada cuando asumió Cathy Barriga en la comuna.

Dentro de la sentencia de la Corte se incluye el pago de $14 millones a Catalina Aránguiz -quien fue cesada de sus funciones el 31 de diciembre de 2016- por haber sido humillada por la alcaldesa.

Pese a que Barriga negó el hecho, una transmisión de Facebook, la dejó al descubierto. En el registro aparece la edil conversando de forma muy cariñosa con un grupo de funcionarios mientras compartían una torta.

Tras esto, la transmisión continuó y al salir de la sala donde se encontraban se escucha a Barriga decir “esta mujer es terrible” (…) hay que sacarla”. Esta grabación junto con otra que fue registrada en el concejo municipal fueron prueba suficiente para que el Tribunal Laboral y más tarde la Corte de Apelaciones le dieran la razón a la víctima según se indica en la sentencia.

En la sentencia se da a conocer que Barriga menoscabó a la ex funcionaria en un concejo municipal realizado el 13 de diciembre de 2016 donde le señaló a una concejala que:

“si usted puntualmente menciona el caso de Catalina Aránguiz en donde si nosotros llegamos al municipio e hicimos un video en donde también se mencionó una palabra, pero no voy a explicar creo que no es el momento , pero ya que lo pone en tabla . Esta funcionaria , yo llevo casi cinco años viviendo en Maipú , fui consejera regional , nunca fui invitada prácticamente a ninguno de los eventos realizados por el municipio y cuando yo llegue a muchos de estos eventos, esta señora reiteradamente me maltrató e incluso me trato de asesina, creo que una persona y un elemento de esa categoría no sé si que les parece a ustedes o a cada uno de ustedes, no corresponde “ (…) “ las personas que maltrataron a gente no tienen cabida en este municipio muchas gracias”

Por su parte, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, está solicitando que estos $14 millones de la condena sean asumidos por la propia alcaldesa y no por el municipio. Esto debido a que la corporación edilicia ya está pagando cerca de $3 mil millones por juicios perdidos por la municipalidad, derivados de las decisiones de Cathy Barriga al despedir funcionarios y funcionarias.

La versión de la alcaldesa

Ante esta situación, Cathy Barriga se desmarcó de la sentencia emitida por la Corte de Apelaciones y emitió una aclaración señalando que la resolución judicial es por un juicio laboral y que la condena es hacia la municipalidad.

“Esta alcaldesa no discrimina, ni humilla a nadie y no existe fallo o sentencia que indique lo contrario”, afirmó.

Aclaración by Sebastián Flores Muga on Scribd