La discusión sobre la rebaja a la dieta parlamentaria está lejos de cerrarse. El cuestionamiento que ha surgido en torno a los recursos que reciben los diputados en nuestro país se ha intensificado aún más con la discusión sobre el aumento sueldo mínimo.

Ahora se suma un elemento más al debate debido a que el estudio de Claples UC “Dietas Parlamentarias en Latinoamérica” de los investigadores Nathaly Andrade y Hans Schlechter, indica que la dieta parlamentaria en Chile es la más alta en América Latina, con un monto de US$23.035.

Según consigna La Tercera, el estudio, que cuenta con datos actualizados para 2018 y que toma en cuenta solo el caso de los diputados, considerando que algunos congresos de la región son unicamerales, detalla que la dieta parlamentaria bruta mensual, que considera sólo rentas de libre disposición, está US12.830 por encima del promedio de la región y supera a países con economías más grandes como Brasil (US$16.462) y Argentina (US$10.516).

Clapes también señala que los parlamentarios chilenos ganan alrededor de 34 veces el sueldo mínimo, y solo son superados por México (69 veces) y Brasil (35 veces). En este ítem también se encuentra por sobre el promedio de la región que es de 16 veces.

Los autores del estudio señalan que “Chile lidera la lista de los países latinoamericanos respecto a la dieta bruta de sus parlamentarios, sin considerar asignaciones adicionales. Los parlamentarios chilenos son los que muestran mayores ingresos por ejercer su función parlamentaria, ya sea midiéndolos como múltiplos del PIB per cápita o del salario mínimo”.