Desde que el se dieran a conocer los 8 testimonios de mujeres que acusan a Nicolás López de abuso y acoso sexual, muchos comentarios se han encargado de poner en evidencia las similitudes con otros dos casos similares: el del Herval Abreu y el de Harvey Weinstein .

Los tres hombres vinculados al mundo del entretenimiento audiovisual, tanto como directores como productores, han estado en la conversación por las denuncias de sus actitudes depredadoras. Incluso, en el reportaje original de la Revista Sábado, se hace mención que el director ha manifestado sus diferencias con el productor de teleseries, y viceversa.

Pero no es la única relación entre los personajes.

En 2012, López estrenó “Aftershock”, película en clave de terror que habla sobre un grupo de amigos que estaban en una disco deben enfrentar lo que sucede después de un terremoto sacude a Chile.

La ficción fue tanto dirigida como producida por López y contó con la participación, entre otros, de Eli Roth, el actor y director amigo de Quentin Tarantino, quien trabajó  bajo el alero de Miramax, la compañía fundada por Harvey Weinstein y su hermano Bob.

Es probablemente ese el motivo por el que Weinstein, quien ahora enfrenta tres nuevos cargos -entre los que se encuentra haber practicado sexo oral forzado a una mujer en julio de 2006- y arriesga cadena perpetua, aparece como uno de los productores ejecutivos de la película

Más denuncias

Las acusaciones contra López no se han detenido con las escritas en la páginas del reportaje, sino que han seguido saliendo. Dos de las más recientes son de el actor Esteban Rojas y la actriz Belén Mora.

El primero detalló en su cuenta de Facebook los malos tratos a los que el realizador de la trilogía “Que Pena tu Vida” lo sometía cuando trabajaron juntos, momentos en que le puso un sobrenombre que usaría para vejarlo delante de todos y todas.

“Doy fe de que Nicolás López sí es un abusador. Él abusó psicológicamente de mi por años, dejando secuelas y cicatrices que tardaron mucho tiempo en sanar”, indicó. Y agregó que le decía “‘Papitas, hueón imbécil’, ‘Papitas, puta el hueón virgen’, ‘provinciano de mierda’ o ‘Papa culiá fea’ eran el pan de cada día que yo tenía que desayunar en Sobras Producciones”.

En tanto que Mora recordó en su cuenta de Twitter el día en que acusó al cineasta chileno de agarrarle los pechos sin su consentimiento y las respuestas que él le dio, donde normalizó completamente el abuso y la calificó como “señal de afecto”.