“En México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda”, dijo Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del candidato ganador de las elecciones presidenciales en México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Según informa Telesurtv, la compañera de AMLO está en contra de la denominación “primera dama” porque “es algo clasista” y asegura que no asumirá esa posición como un cargo público.

Durante un mitin en Veracruz, en mayo ya había asegurado que “todos somos importantes, y es la suma de voluntades la que construye un gran país”.

De esta manera busca terminar con la figura de “primera dama” porque “en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda; no queremos hombres de primera ni de segunda”.

La periodista, escritora y académica prefiere que la llamen “Beatriz, nada más”. Además apuntó que “aquella mujer benefactora de los años 40 que repartía a los niños pobres era muy bonita pero ya cambió este país”.

“Esto que digo tiene un fundamento también legal, en México el artículo 80 de la Constitución señala que el Poder Ejecutivo recae en una persona, de modo que el poder presidencial no debe ser de una familia ni de un matrimonio, la compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite, eso es ser una compañera, un compañero; no hablo para nada de una esposa que se convierte en una sombra complaciente o dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades”, concluyó Beatriz.