Están en el ojo del huracán igual que las personas a las que asesoran. La consultora Imaginacción está manejando las comunicaciones tanto de Herval Abreu como de Nicolás López, dos directores que recibieron varias acusaciones por acoso y abuso sexual.

Es por esto que la empresa de Enrique Correa se ha ganado varias críticas por ser “abogados del diablo” y en una jugada para no verse afectados ni mezclados con las denuncias, la gerenta de la consultora de comunicación estratégica, Claudia Miralles Abarca, entrego una entrevista a La Segunda.

“Nuestra tarea es que las personas reciba ayuda en el proceso de manejar una crisis y contar su punto de vista, y que tenga las mejores condiciones para ser escuchados”, señaló Miralles.

En la misma línea fue tajante al apuntar que “las crisis no son populares per se. Trabajar en contextos de climas de opinión adversos constituye una dificultad”.

Además, subrayó que “todas las personas tienen derecho a ser escuchadas y todas las personas tienen derechos a ser defendidas”, pero descartó que hayan realizado una ronda de consultas con medios de comunicación.

Esto, debido a que desde Imaginacción han tirado de los hilos para, por ejemplo, publica el video que subió Nicolás López luego de publicarse el reportaje donde se realizaron las denuncias.