Unas 60 personas que fueron rescatadas este sábado en el Mediterráneo en aguas de Libia a bordo del barco “Open Arms” llegaron este miércoles al puerto de Barcelona. Tras cuatro días a la deriva, los ocupantes del buque atracado a la capital catalana. A su llegada los esperó un dispositivo especial de atención médica y psicológica.

El gobierno español informó de que los migrantes recibirán 30 días de permiso de residencia legal, en lugar de los 45 que inicialmente se había comentado. Además, precisaron que este periodo se podría alargar en el caso de que sea necesario más tiempo para aclarar su situación.

open arms

/ Flickr

Las personas rescatadas por el Open Armas “vienen de sufrir abusos, explotación, tortura, violaciones y esclavitud en Libia”, en palabras del fundador de la embarcación, Oscar Camps, y tratan de llegar a Italia, arriesgando su vida en el mar.

“Me forzaban a llamar a mi madre. Ella no podía hacer nada, pero oía mis gritos. Ella lloraba pero no tenía dinero”, relata Tagnabou Elvis, uno de los supervivientes, al medio español El Diario. Elvis sobrevivió durante un año y medio encerrado en un búnker oscuro del que no podía escapar sufriendo torturas de totdo tipo.

Como nos golpeaban tanto, había días que estaban agotados y se hartaban de pegarnos”, explica el joven. “Decían ‘ven, ven’ y disparaban. Yo vi como mataron a mi amigo. Cuando estás en esa situación, solo dios puede ayudarte”, agrega.

Sobre los posibles casos de explotación sexual, Elvis cuenta como “violaban delante de nosotros a quien iban a matar. Les bajaban los pantalones y después los asesinaban”. Ninguno de sus compañeros agredidos sexualmente sobrevivió: “Si te violaban debías morir”, dice. Elvis logró escapar del cautiverio que le mantuvo encerrado durante la mayor parte de su paso por Libia porque carcelero se dejó la llave puesta parece que bajo los efectos del alcohol. Eso le pemitió huir.

La Unión Europea apuesta por devolver los migrantes a Libia a través del traspaso de las labores de rescate ejercidas hasta ahora por la Guardia Costera italiana y las ONG a una supuesta guardia costera libia.