Sebastián Lelio es uno de los directores chilenos que sin duda se ha convertido en una de las voces más importantes del cine nacional luego de haber ganado el Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa por “Una Mujer Fantástica”.

Es por eso que su mirada sobre las denuncias de acosos y abusos sexuales contra Nicolás López y Herval Abreu parece contingente dado su conocimiento del tras bambalinas del séptimo arte local e incursión en el de Hollywood, donde el productor Harvey Weinstein suma y suma nuevas acusaciones.

“Hay prácticas que son de perogrullo condenables y que ya estaba bueno, el hombre tiene que entender que no, es no”, dijo en conversación con Iván Guerrero en “Cadena Nacional” de Vía X.

Sobre la situación actual y el panorama general, el realizador de “Desobediencia” y “Gloria”, apuntó que “es un momento de gran complejidad” y que “siempre es fuerte ver que vidas de gente que uno conoce se ven afectadas”. “He estado muy observante, me ha hecho pensar muchísimo”.

“La revolución feminista es una revolución urgente que también nos involucra a los varones y que remece el contrato social”, apuntó el cineasta.

Además, fue tajante al subrayar que “el abuso de poder mezclado con el abuso sexual, son evidentemente condenables por donde se les mire”, motivo por el que califica como “necesario y urgente” lo que está pasando.

Pese a esto, no se refirió directamente a ninguno de los dos denunciados, pero sí destacó que sus carreras probablemente hayan terminado o que “muy difícilmente podrán remontarse”.