La eliminación de Colombia en el Mundial de Rusia al caer por penales (4-3) ante Inglaterra sigue dando que hablar en tierras cafeteras debido que los jugadores Carlos Bacca y Mateus Uribe fueron amenazados de muerte por haber fallado sus tiros.

Los futbolistas no pudieron convertir desde los 12 pasos y fueron sindicados como los responsables de que el conjunto dirigido por José Nestor Pekerman quedara eliminado de la Copa del Mundo en un dramático partido donde los cafeteros forzaron a los ingleses al alargue con un gol en los descuentos del defensor Yerry Mina.

Según consignó la agencia Ansa, ambos jugadores fueron amenazados de muerte a través de las redes sociales.

Esto hace recordar el asesinato de Andrés Escobar, jugador colombiano que fue amenazado de muerte tras convertir un autogol en el Mundial de Estados Unidos 1994. El futbolista fue asesinado por Humberto Munoz Castro, conductor de los hermanos narcotraficantes David y Santiago Gallón Henao después de la Copa del Mundo.

La selección colombiana se despidió en octavos de final y no pudo llegar a cuartos de final como lo logró en Brasil 2014.