La cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles la “Ley Brisa”, que otorga una reparación económica para todos los hijos e hijas de madres víctimas de femicidio. La ley lleva el nombre de una niña cuya madre fue asesinada por su padre, quien acusó que su esposa había abandonado a su familia para irse con su amante. Sin embargo, el cuerpo de la mujer fue encontrado días más tarde, deteniendo al progenitor de la pequeña quien ahora vive junto a sus hermanos en el hogar de una tía.

La ley plantea una reparación, equivalente a una jubilación mínima, que ronda los 8.000 pesos, unos $185 mil pesos chilenos, con incremento móvil. Pueden cobrarlo las niñas, niños, adolescentes o jóvenes cuyo padre haya sido procesado o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de femicidio contra su madre. La reparación es hasta que cumplan 21 años, y en el caso de tener alguna discapacidad, es de por vida.

La iniciativa, aprobada por 203 votos a favor, también contempla una cobertura de salud para atender las necesidades físicas y psiquiátricas los niños, niñas y adolescentes.

Desde 2008 hasta hoy casi 3.500 hijos e hijas se quedaron sin sus madres porque fueron asesinadas a manos de hombres. En Argentina hay un femicidio cada 30 horas.

ley brisa