Todo comenzó con el video en que se parodia a Evo Morales en un departamento con vista al mar buscando un computador, donde busca en un portal inmobiliario “Antofagasta, Bolivia” y no sale ningún resultado. Ahí se pone en contacto con un ficticio Sebastián Piñera, quien es dueño del destino elegido.

Este viral de Stefan Kramer, condenado por racista y estereotipador, fue el que inició una nueva polémica con el país vecino, ya que no fueron pocos los que entendieron que en el humor del comediante se escondía una burla hacia la demanda marítima que lleva Bolivia. Pero ahora fue el turno de los altiplánicos.

En un video del portal inmobiliario UltraCasas se ve a Piñera en el año 2025 reclamando por lo que parece ser la posibilidad de que Bolivia nos deje fuera de un Mundial luego de haber ganado en el juicio en La Haya.

También frente a un computador de escritorio, el mandatario que al parecer seguiría en La Moneda busca arrendar una casa en “Antofagasta, Bolivia”. Es así como se pone en contacto a través del teléfono con un hombre que le pide que hable en español, ya que no le entiende por hablar extremadamente rápido.

En la conversación, el boliviano le dice que a casa está cerca del estadio La Haya, lo que irrita al Presidente que busca un lugar para que la Selección se aclimate a la “altura” del país. Ante esto, el hombre le dice que bajo ningún motivo arrienda el lugar porque los chilenos se demoran “120 años en devolver las cosas”. Finalmente le revela a Piñera que está hablando con Marco Etcheverriy, el DT de la selección de Bolivia.

Acá el video de respuesta de empresa boliviana a Kramer: