Ekaré significa literalmente narración de hechos verdaderos y, en un sentido más amplio, cuento o historia en lengua pemón, el pueblo originario que habita en el sureste de Venezuela. La editorial para niños y jóvenes fue fundada en aquel país en 1978 por la chilena Verónica Uribe y Carmen Diana Dearden al alero del Banco del Libro, organismo sin fines de lucro que promueve la literatura infantil y juvenil en Venezuela. Ekaré Sur es fundada en Chile el 2008 por Verónica y su hija Claudia Larraguibel, ambas editoras y autoras. En estos años han publicado una veintena de libros ilustrados de cuentos, poesía y narrativa infantil y juvenil, principalmente de autores nacionales, que les han valido varios reconocimientos. La novela gráfica Al sur de la Alameda de Lola Larra (seudónimo de Claudia Larraguibel) y Vicente Reinamontes, obtuvo el 2015 tres premios del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes –Premio Marta Brunet y Premio Amster-Coré en sus dos menciones (Diseño e Ilustración)–, además del Premio Municipal de Literatura y la Medalla Colibrí de la Organización Internacional para el Libro Juvenil IBBY Chile.

“Hacer libros realmente destinados a los niños, hechos cuidadosa y amorosamente, que cuenten una buena historia y, ojalá, sean significativos para el lector”, ha sido el desafío, cuenta Claudia Larraguibel, directora de la editorial. Y subraya sobre todo la gran responsabilidad que conlleva hacer libros para niños y niñas. “Si se publica un mal libro para niños, puede que por un azar malévolo termine siendo una lectura obligatoria o que muchos de sus ejemplares sean comprados por las instituciones públicas. Porque en la literatura para niños, en esa larga cadena que recorre el libro hasta llegar a su lector —y que pasa por el editor, profesores, mediadores, bibliotecarios, padres, etc.—, muy pocas veces eligen ellos mismos lo que van a leer. Como editores nunca podemos eludir nuestra responsabilidad de traer libros buenos al mundo”.

Desde que partieron, primero con Ekaré y luego con la versión chilena, han visto como el libro álbum se han instalado en el panorama y la labor de ilustradores ha cobrado cada vez mayor importancia y reconocimiento. “Se han afinado los parámetros estéticos para crear libros para niños cada vez más hermosos y sofisticados. Se han diversificado los temas y las maneras de abordarlos”, dice Claudia. En los últimos 10 años en Chile, han sido parte de una efervescencia, con el surgimiento de editoriales, librerías, seminarios y diplomados, que han enriquecido la oferta para el pequeño lector.

Tres libros de Ekaré Sur recomendados para vacaciones

Sábados

De la autora María José Ferrada, con ilustraciones de Marcelo Escobar, el libro álbum cuenta la historia de Miguel. Cada sábado, el niño y su padre recorren los cerros de Valparaíso el puerto tocando música.

La maleta mágica

Un singular ciclista que pedalea en el aire, un hombre que escribe una carta infinita y un grupo de cebras tan veloces como el viento, invitan a los niños a sumergirse en los mundos de la artista chilena Valentina Cruz.

Diez pájaros en mi ventana

Poemario ilustrado de Felipe Munita, que dialoga con las ilustraciones de Raquel Echenique. Versos alejandrinos, haikus, caligramas y otras formas poéticas dan cuenta de la emoción ante la naturaleza.