Para los más atentos ya es una imagen habitual, pero sigue llamando la atención: Gol de Croacia y los jugadores corren para celebrar con la banca, entre el grupo de hombres destaca la única mujer que ha estado en el terreno de juego en un Mundial de Fútbol masculino: Iva Olivari. ¿Pero, quién es?

Olivari es la jefa de la Selección croata y sus labores son gerenciales. Su trabajo va desde organizar viajes, traslados, administrar los entrenamientos, los partidos, coordinar la logística, estudiar la ingeniería de movimientos y la infraestructura de los hospedajes, y gestionar la comunicación con la FIFA.

Su labor es ininterrumpida y al estar tan involucrada en el entramado del equipo, adquirió suficiente peso para ser  considerada como parte del cuerpo técnico. Incluso, a nivel de federación, marcaron precedentes, ya que al ser una entidad tan joven innovaron y no tuvieron miedo de enfrentar los prejuicios de un mundo altamente machista.

“El hecho es que vivimos en una comunidad bastante tradicional, donde el fútbol es un deporte predominantemente masculino, pero desde hace mucho tiempo percibí que la única manera de cambiar eso era arremangarse las mangas y trabajar“, comentó en su momento.

Inicialmente, ella solo veía materias administrativas, pero entró de forma muy activa al interior del plantel y se convirtió en una persona muy cercana a los jugadores, quienes la bautizaron como “tía”. “Los chicos son fantásticos. Los quiero un montón y ellos me respetan. Con los más viejos tengo una relación de hermana-hermano porque llevamos largo tiempo juntos, desde que era la Tía Iva para ellos”, aseguró en medios croatas, cuando se desarrollaba la Eurocopa 2016.

Iva participa de la Federación de Croacia desde 1992, pero fue con la llegada de Davor Suker a la presidencia que se convirtió en la jefa del seleccionado, empezando una carrera en el fútbol luego de colgar su raqueta a fines de los ochenta.

Hoy tiene 49 años, pero cuando no llegaba ni a los 20, ya era una jugadora tenis profesional que a sus 14 años fue campeona en la antigua Yugoslavia. Incluso llegó a vencer a Steffi Graf, ex número uno del mundo. Pero todo acabó tras sufrir una grave lesión en la muñeca.

El ascenso de Olivari tiene un correlato con la gran generación de cracks de la Selección croata como Luka Modric, Ivan Rakitic, Ivan Perisic y Mario Mandzukic, equipo en el que ya es una voz propia en un mundo tradicionalmente de hombres.

@lukamodric10 #hrvatska🇭🇷 #fifaworldcup2018 #family #obitelj

A post shared by Iva Olivari (@iva_oli) on

#family #obitelj #budiponosan🔴⚪🔵 #hrvatska🇭🇷 #fifaworldcup2018

A post shared by Iva Olivari (@iva_oli) on

mala zemlja, veliki snovi #hrvatska🇭🇷

A post shared by Iva Olivari (@iva_oli) on