La presidenta del Consejo de Defensa del Estado, María Eugenia Manaud, criticó la forma en la que la Fiscalía ha llevado el caso Penta y afirmó que se enteró por la prensa del acuerdo para el procedimiento abreviado.

Manaud expresó su opinión sobre el procedimiento abreviado en el caso y afirmó a Emol que esto “no debiera ser porque el daño que ha causado a la instituciones es muy grande. A mi juicio se requerirían sanciones más drásticas y ejemplificadoras”.

La abogada afirmó que aún hay una investigación en curso que afecta a Penta por “la responsabilidad de la persona jurídica en relación con un delito de soborno a un funcionario del SII. En esta arista nos vamos a mantener activos y esperaremos que se dicte la acusación”.

Sobre la supuesta falta de pruebas para acreditar los delitos de soborno y cohecho a los imputados Pablo Wagner, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, Manaud afirmó que esta es una explicación “insatisfactoria” por parte de la Fiscalía puesto que en este caso no faltaban pruebas debido a que “se podía acreditar el delito. Estaban los correos y algunos testimonios”.

Sobre la exclusión del CDE como querellante en la causa, Manaud afirmó que en el Código de Procedimiento Penal no está previsto hacer una reformalización en los términos en los que se hizo.

“Es una interpretación torcida de la ley, porque no es una interpretación coherente de todas la normativas que regulan la intervención del querellante”, argumentó.