La senadora y presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jacqueline van Rysselberghe, aseguró que su partido era “feminista”. En la misma instancia, comentó que el actual movimiento social es contraproducente a las demandas reales por los derechos de la mujer.

“Entendiendo el feminismo como el movimiento que surge para lograr igualdad de derechos entre hombres y mujeres, claro que la UDI es un partido feminista. Tanto es así que la UDI es el único partido que tiene a una presidenta que es mujer”, declaró Van Rysselberghe a Diario El Sur.

Al referirse al movimiento feminista, comentó que “la definición de feminismo es de aquel movimiento que lucha por poder generar igualdad de oportunidades y derechos entre hombre y mujeres. Desde esa perspectiva, no creo que haya alguna mujer que no sea feminista”.

“Sin embargo, estos movimientos de ahora se radicalizan y se ideologizan tanto que dejan de lado las demandas reales de las mujeres y siguen generándose situaciones extremas que caricaturizan estos movimientos, agregó.

La senadora igualmente valoró que el gobierno “fue capaz de priorizar legislativamente una serie de proyectos para tratar de generar cambios. Pero estos movimientos feministas, que terminan cambiando el vocabulario y diciendo “todes” en vez de “todas” y “todos” o “periodista” y “periodistos”, para que sea asexuado el término, es una cosa que raya en la caricatura. Se desdibujan las demandas reales de las mujeres”.