Una niña de tan solo nueve años apareció ahorcada en su casa, en la localidad bonaerense de Villa Truji, Moreno. Aunque en un principio se pensó que la muerte había ocurrido de forma accidental, las investigaciones policiales determinaron que se trató de un suicidio.

La pequeña sufría de bullying por parte de sus compañeros de colegio, en Tercero de la Escuela N°39 Baldomero Fernández Moreno, donde sus compañeros se burlaban de ella porque era de nacionalidad boliviana y la tachaban de “india”.

La niña se habría ahorcado utilizado el pedazo de la tela de un buzo y fue encontrada por su madre, mientras se hallaba en compañía de sus hermanos de 7 y 1 años. Su expediente fue titulado “Averiguación de causales de muerte”, por el doctor Leandro Nicolás Ventricelli, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 del departamento judicial de Moreno – General Rodríguez.

Clara Celeste iba a un colegio a solo seis cuadras de su casa, en el denominado Barrio Cuatro Vientos. Los vecinos del barrio aseguraron que la pequeña era objeto de constantes burlas en el recinto educativo debido a su condición de extranjera. De hecho, siempre le decían que regresara a su pueblo y hablara como una persona “normal” y en una ocasión incluso fue amarrada a un poste.

La pequeña dejó una carta en el lugar de los hechos, donde señala que estaba harta de ser boliviana y que lo mejor era “irse en paz”.