Como una decisión nefasta calificaron diversas organizaciones el desalojo que se realizará este miércoles 11 de julio a las 09:00 de la casona de Cienfuegos 237, inmueble quemado por un incendio la madrugada del 18 de mayo de este año.

En la casona actualmente residen 8 niños y niñas, 6 bebés de menos de 6 meses, 5 mujeres embarazadas, 1 mujer madre con cáncer, más de 7 personas con lesiones graves producto del incendio, además de otras 30 personas.

Frente a la decisión municipal, las organizaciones acusan que “ocurren una serie de irregularidades y situaciones irresponsables, además de irrespetuosas, racistas, xenófobas y transgresoras”, entre las que se encuentran los hostigamientos y vigilancias de guardias de seguridad dispuestos en el edificio día y noche por parte del dueño del inmueble a los residentes, y la destrucción de algunos arreglos realizados posterior al siniestro por parte de dichos funcionarios.

Otro de los aspectos denunciados por los residentes y las organizaciones es la relación prioritaria y tendenciosa que ha tenido el municipio con el dueño del inmueble, evidenciada en que, por ejemplo “el abogado del dueño sabía antes que nadie que la municipalidad tenia orden de desalojo”, y en que este mismo con posterioridad al incendio “se paseaba en oportunidades con funcionarios municipales intimidando a las personas, pidiendo cédula de identidad al interior del edificio a habitantes sin tener la autoridad de hacerlo”.

“Quienes están aún convalecientes de los accidentes, ¿quedarán en la calle?”, plantean quienes abogan para que esta acción jurídica impulsada por el municipio pueda aplazarse un tiempo razonable a fin de reubicar a arriendos seguros y con cobros justos a los migrantes que hoy residen en la casona.

“Esperamos que la ciudadanía pueda viralizar esta denuncia y participar de ella que, si bien se está dando en el edificio de Cienfuegos, es extrapolable a innumerables casos de abusos y enriquecimientos de personas inescrupulosas que no miran la humanidad ni la seguridad de las personas, particularmente migrantes”, comentaron desde las organizaciones, quienes denunciaron además que se les ha informado a los residentes que no se les devolverá el mes de garantía.

La convocatoria para personas de la sociedad civil, organizaciones migrantes y promigrantes, y de organismos de derechos humanos para acompañar a los residentes de la casona es para este miércoles 11 de julio –Día de la Dignidad Nacional, convocada por diversas organizaciones- a las 09:00 hrs. en Cienfuegos 237, Santiago Centro.