El abogado Cristiano Zanin, defensa del ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró este lunes que Sérgio Moro lleva a cabo una persecución contra el ex mandatario ya que actuó “sin jurisdicción”, y que no tenía la potestad estratégica para “impedir la liberación del líder del Partido de los Trabajadores (PT)”.

“Cuando usted tiene un juez de primera instancia, que está de vacaciones y que no tiene jurisdicción sobre el caso, actuando para impedir el cumplimiento de una decisión dictada por un Tribunal Superior, que restablecía la libertad del expresidente Lula, es muy preocupante e incompatible con el debido proceso legal”, dijo Zanin sobre la interrupción de las vacaciones a Portugal que tomó Moro, tras la decisión del juez Rogério Favreto de acoger el habeas corpus para Lula.

Para el letrado, el hecho refuerza la persecución que ejerce Moro contra el dirigente popular. “Lula no tuvo derecho a un juicio justo imparcial e independiente, fue juzgado de manera ilegal por alguien que se muestra interesado, incluso, en mantener al ex presidente preso pese a no haber cometido ningún crimen “, alegó Zanin.

“La decisión de una instancia superior tiene que ser cumplida y en ningún caso debe pasar lo que ha sucedido. Él [Lula] sabe que la verdad prevalecerá, que su inocencia será reconocida y que es una cuestión de tiempo. La condena será revertida”, concluyó el abogado.

Bachelet y otros apoyos a ex presidente

Este lunes, 45 dirigentes chilenos de la centroizquierda salieron a respaldar a Lula a través de una carta. Entre los firmantes resaltó la presencia de la ex presidenta Michelle Bachelet, el presidente del PS, Álvaro Elizalde; el presidente del Senado, Carlos Montes; la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández; los senadores socialistas Rabindranath Quinteros, Juan Pablo Letelier y José Miguel Insulza; los ex embajadores Luis Maira (PS), Osvaldo Puccio (PS), Álvaro Díaz y Carlos Eduardo Mena (DC) y los exministros PPD Adriana del Piano y Sergio Bitar. A los anteriores se suman los diputados del Frente Amplio Gabriel Boric, Miguel Crispi y Pablo Vidal, y el presidente de Revolución Democrática, Rodrigo Echecopar. Dentro de la DC, el apoyo de dos de sus militantes no generó consenso.

“Apelamos al Poder Judicial del Brasil para que garantice el pleno respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial. Lo exige la democracia brasileña. Lo demandamos también los demócratas chilenos”, reza el texto.