Rodolfo Carter, el alcalde de La Florida, fue a la Fiscalía para denunciar un posible trafico de droga que involucra específicamente a inspectores motorizados de seguridad ciudadana.

Según informa Bíobío, la situación fue acusada por terceros, quienes dieron cuenta del hecho al mismo alcalde, el que de inmediato dispuso una investigación dentro del municipio que dio con los supuestos responsables, los que primeros fueron suspendidos y luego desvinculados.

Carter explicó que luego de la denuncia anónima decidieron pedirle a la Fiscalía Oriente que investigue los hechos.

Además detalló que esto fue detectado en una empresa externa con la que llevaban trabajando hace un año, contrato que ya terminaron.

El fiscal Rodrigo Mena aseguró que se trata de hechos graves los que ya están siendo derivados a un investigador especial para definir cuál de las policías llevará la investigación.

Según el municipio, los imputados por distribución y venta de la droga -que aún no se ha revelado el tipo- serían motoristas de seguridad. Justamente los que tienen como misión descubrir los puntos de venta de droga en la comuna.

Finalmente Carter concluyó diciendo que cree necesario hacer que todos los funcionarios municipales, comenzando con él, se realicen un test de droga para evitar una supuesta “narcopolítica”.