Una joven denunció que un hombre de 34 años, identificado como Cristián Toloza, la extorsionaba y acosaba para tener sexo a cambio de no revelar y filtrar en redes sociales fotos y videos privados de ella. La situación comenzó en 2011, cuando ella tenía 17 años y él 27.

A través de un post realizado en su cuenta de Facebook, Antonia Valenzuela decidió compartir su relato con el hombre que se desempeñaba como cuidador de la casa de ensayo de la banda Guachupé: “Nos conocimos cuando yo tenía 17 años, el 2011, época de tomas estudiantiles, donde él rondaba manifestaciones, tokatas y actividades en tomas de colegios (Carmela Carvajal, Liceo 1)”.

La joven de ahora 24 años cuenta que hablaron por MSN Messenger durante un tiempo, hasta que “caí en el juego de coquetería, le mandé una foto mostrando mis senos, lo cual terminó condenándome hasta el día de hoy”.

Desde ese día, señala que la mantuvo amenazada, diciéndole que “si no hacía lo que él me pedía, todos iban a ver mi foto. Obviamente yo no quería exponerme a eso, me sentía tonta y dominada”.

Todo empeoró ese mismo año, cuando se juntó con Toloza, y él la “obligó a que le hiciera sexo oral (yo tenía 17 y él 27, cosa que me enteré al tiempo después y ni siquiera sé si es verdad, puede que haya tenido más edad), él grabó esto”. Ahora, dice, tenía más material para manipularla.

“Me obligó a hacer muchas cosas a cambio de borrar el material que tenía de mí, se comunicaba conmigo sólo para presionarme y así lograr con sus extorsiones que yo me juntara a tener sexo con él”, confiesa Valenzuela

También señala que el hombre, a quien define como “narcisista y maquiavélico, al punto de ni siquiera respetar a menores de edad”, en otras ocasiones la obligó a estar con dos mujeres, las que ya estaban en el lugar acordado cuando ella llegaba, “obviamente a mí no se me informaba de nada y tampoco sé si a ellas, muchas veces se negó a utilizar preservativo y eso me dejó con una ETS”.

Finalmente zanja diciendo que Toloza “obviamente está convencido de que puede tratar a cualquiera como un trozo de carne”, por lo que llama a que “nadie más aguante estas humillaciones”, porque está segura de que hay más casos como el de ella: “Agotaremos todos los recursos para que Cristián Toloza pague por lo que nos hizo y así ninguna más sufra en las manos de su mente enferma”.

Guachupé responde y apoya Antonia:

El hombre, según dice la denuncia, tenía vínculos laborales con Guachupé, es por eso que la propia banda salió al paso de la situación y a través de un comunicado indican que efectivamente “era el cuidador de Infante 22, la casa donde Guachupé ensaya y tiene su centro de operaciones. Debemos aclarar que este era el único vinculo formal que Cristian sostenía con la banda, aparte de ser un seguidor de esta”.

“Debido al peso de las denuncias realizadas, Cristián fue desvinculado de sus funciones y se le pidió que abandonase la casa Guachupé“, explican, junto con agregar que están del lado de la victima y “entendemos que a veces las trabas del acceso a la justicia formal hace necesario que estas denuncien el hecho por las redes sociales”.

Es por todo lo anterior que dicen que se comunicador con Antonia, a quien le prestaron apoyo y que “persiga todas las acciones judiciales que correspondan”. “Pensamos que es sano que estas denuncias ocurran y hacemos el llamamiento a que como sociedad seamos mas empáticos para poder construir un mejor mundo”, sentencian.

La denuncia contra Cristián Toloza por acoso sexual:

CRISTIÁN TOLOZA SÁNCHEZ (TOLOZA, LANCELOT. COLABORADOR GUACHUPÉ, MIEMBRO DE LA HINCHADA GUACHUPÉ. HABITANTE Y…

Publicado por Antonia Valenzuela en Domingo, 8 de julio de 2018

Declaración de banda Guachupé por Cristián Toloza: