La historia de Samuel Umtiti comienza en Yaoundé, la capital de Camerún, ciudad donde nació el 14 de noviembre de 1993. Sin embargo, sólo vivió dos años en el país africano, debido a que su familia hizo las maletas para instalarse en Lyon dos años después.

Tras un periodo de adaptación, su madre decidió que debía comenzar a hacer deporte. A los 5 años, Samuel comenzó a entrenar en el terreno de juego del modesto Menival FC, fue en ese momento cuando descubrió su pasión por jugar a la pelota.

Tenía cinco años y ya podía jugar con los de diez sin mayores problemas”, sostuvo en una entrevista el defensa de Francia, quien ya a su corta edad mostraba los atributos físicos que lo destacarían tiempo después en el fútbol mundial.

En 2002, los buscatalentos del Olympique de Lyon lo descubrieron cuando tenía ocho años. En el equipo francés jugó en un comienzo de delantero, sin embargo, terminó siendo defensa. En un año Umtiti se convirtió en uno de los talentos de las categorías inferiores del cuadro francés y se le metió en la cabeza la idea de ser un profesional.

Samuel consiguió llegar al primer equipo del Lyon el 2012 y debutó en la Copa de Francia el 8 de enero frente al AS Duchére.

En diciembre de 2015, antes de que jugara por la selección de Francia, la leyenda del fútbol Camerunés, Roger Milla, fue hasta Lyon para convencerlo de jugar por la selección de su país natal. Según Milla, fuentes de la Federación Francesa le habían dicho que tenía demasiados jugadores por delante.

“Si quiere jugar una Copa del Mundo debe venirse a Camerún ahora. Si nos llama dentro de ocho años no le querremos porque habrá otros jugadores en su puesto”, le dijo.

Sin embargo, Umtiti tenía la idea de jugar por Francia y ser figura en la Copa del Mundo. Su posibilidad llegó en un partido oficial por los galos ante Islandia el 3 de julio de 2016.

El mismo año, el FC Barcelona anunció el fichaje de Umtiti y, además de esto, entró en la nómina de Didier Deschamps para la Eurocopa que se disputó en Francia.

Hoy Umtiti se encontraba en el estadio de San Petersburgo disputando la semifinal de la Copa del Mundo frente a Bélgica. En el minuto 51′ de la segunda fracción se anticipó a Fellaini y marcó de cabeza el 1-0 para su selección, gol que a la postre significó el triunfo y el paso de Francia a una final después de 12 años.

Mira el gol acá: