El humorista Álvaro Salas fue notificado de una demanda de paternidad en el Tribunal de Familia de San Bernardo. La demanda fue realizada por una mujer de 44 años, llamada Soledad, quien tuvo hace 17 años una relación con el comediante de la que nació un hijo. 

Pese a que el vínculo entre la madre del niño y Salas siempre fue en buenos términos y el humorista se había hecho cargo de la mantención, depositando mensualmente el dinero, todo se deterioró hace dos años, cuando el ex rostro de Canal 13 comenzó a tener problemas económicos. Finalmente, Soledad decidió judicializar el tema en mayo pasado, ingresando una demanda con el abogado Aldo Duque por reconocimiento de paternidad.

En entrevista con La Cuarta, el abogado explicó que “la ley establece la privacidad de todas las causas que digan filiación, los abogados no podemos decir nada sobre el proceso, pero sí garantizo cabalmente que esto es real, no puedo negar el hecho”.

En tanto, el abogado de la madre del niño señaló que “es una copia de él, Álvaro siempre ha respondido, pero la familia de Salas no conocía de la existencia del joven. Salas incluso iba a la empresa de Soledad para realizar algunos shows, había cordialidad, además, depositaba las platas”.

Sin embargo, la demandante precisó que “el problema es que Álvaro parece que no está teniendo una buena situación económica, entonces hubo problemas con los montos, decía que no tenía, que no podía pagar lo mismo de antes, lo que desembocó en que Soledad no pudiera matricular al niño en el colegio, entonces perdió el año escolar y eso la motivó para realizar todo el tema legal”.

En la primera citación del tribunal, el humorista señaló que no podría ir por cambio de domicilio. En dicha sesión, Soledad pidió la prueba de ADN al humorista, aunque también existe evidencia de los depósitos previos del animador.

“Ella hizo todo para que no llegara a tribunales, lamentablemente no le quedó otra opción. Álvaro le escribió, yo vi el mensaje, que decía si ‘tú quisiste hacerlo judicial, hagamos el examen como corresponde, si soy el padre asumiré, si no dejamos esto hasta acá'”, sostuvo el abogado.

Por su parte, el comediante señaló que “no tengo nada que decir. Todo está en manos de mis abogados”. Ambas partes están citadas para el próximo lunes 20 de agosto, a las 10 de la mañana, donde cada uno deberá presentar las pruebas disponibles.