Hace algunos meses, medios extranjeros de gran prestigio replicaron las acusaciones realizadas por activistas de la ONG Modatima sobre la situación del agua en la provincia de Petorca. Durante años, sus miembros se han encargado de denunciar que la industria de la palta en la zona ha provocado sequías y una situación que cada día es más alarmante para la población, ante el robo de agua y el saqueo del recurso natural que garantiza la propia ley heredada de la dictadura.

La cobertura alarmó a los empresarios de Petorca, quienes realizaron una gira aclaratoria en Europa para evitar las repercusiones que las denuncias podrían causar en el viejo continente. Una comitiva de cinco empresarios visitó cuatro países y luego se reunió con el ministro de Agricultura Antonio Walker, quien señaló que “aquí más que una escasez hídrica, ha habido una escasez de diálogo”.

Para el secretario de Estado, la mejor forma de zanjar los problemas hídricos que afectan a la provincia y han despertado el conflicto medioambiental, es la formación de una mesa de trabajo que contemple a todos los actores de Petorca. En su opinión, en la zona existe suficiente agua para abastecer a la comunidad y regar los múltiples cultivos de palta y el problema estás solo en la distribución del recurso.

El ministro Walker convocó a Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex), al gerente general del Comité de Palta Hass de Chile, Francisco Contardo, y al presidente de la Asociación de Agricultores de la Providencia de Petorca (Agropetorca), Alfonso Ríos, a una reunión privada con el objetivo de “ordenar la casa”.

En el encuentro realizado el pasado sábado, el Gobierno llamó a los mismos usuarios del agua a administrar el recurso hídrico del lugar, enfatizando la necesidad de organizarse en asociaciones de usuarios y juntas de vigilancia. 

“Como presidente de Agropetorca, me siento culpable en parte de no haber sido más duro e insistente en la creación de esta estructura productiva. En eso (Walker) tiene toda la razón y hay que hacerlo”, sostuvo Alfonso Ríos, quien propuso formas mesas de diálogo con actores públicos y privados, autoridades, agricultores, comunidades y dirigentes provinciales.

Por su parte, Walker señaló que “el tema no debiera escalar porque yo no conozco otra provincia que haya hecho tan mal las cosas como Petorca. No me había tocado en mi experiencia como dirigente gremial, y hoy día como ministro de Agricultura, una provincia que no tuviera la estructura para administrar el agua”.

palta

En picada contra Modatima: “La ropa sucia se lava en casa”

En su reunión, el ministro cuestionó la actitud de Modatima y aseguró que sus dirigentes se han aprovechado políticamente del tema, llevándolo fuera del país con el objetivo de conseguir estatizar el agua en Chile. “La ropa sucia se lava en casa”, recalcó.

“Hay que ser muy desleal con el país para salir a fuera de Chile a propagar que aquí no se hace agricultura sustentable. No por un lunar, un problema muy particular en una provincia muy chica, vamos a poner en duda la seriedad de la agricultura chilena”, señaló el secretario de Estado.

Pese a que Walker se mostró dispuesto a sumar a los activistas en eventuales mesas de trabajo, se quejó que “he hablado con todo el mundo, menos con Modatima”, culpándolos a ellos de negarse al diálogo.

“Los activistas están convidados a participar de la mesa. (Pero) ellos se restan, no les conviene conversar. Necesitan precariedad para llevar a cabo sus consignas”, añadió el presidente de Agropetorca, agregando que están cansados de que “se tiren acusaciones al boleo”.

Por último, el ministro de Agricultura le bajó el perfil a la preocupación por el futuro de la industria en la zona y aseguró que se trata de “un tema puntual. En Chile hemos hecho bien las cosas, por eso somos los principales exportadores de fruta fresca en el hemisferio sur”.

Según datos de la Dirección General de Aguas, en junio pasado se inició la primera etapa del Plan de Fiscalización en Petorca, donde se detectaron 27 irregularidades en 53 pozos de aguas con derechos temporales. Aunque aún no se han cursado infracciones, el proceso se encuentra en la fase de descargos por parte de los acusados.