Croacia se hace invencible en el alargue. La selección liderada por Modric da vuelta un partido que comenzó perdiendo antes de los 10 minutos y se instala con justicia en la final del Mundial de Rusia 2018 tras vencer a Inglaterra.

Los dirigidos por Zlatko Dalic quedaron en la historia y superaron la marca de la selección liderada por Davor Suker que en el Mundial de Francia 1998 alcanzó el tercer lugar.

El partido comenzó cuesta arriba para los croatas que no pudieron hacer nada ante un tiro libre a los 7′ que fue ejecutado de manera espectacular por Kieran Trippier, quien batió a Subasic.

Los jugadores capitaneados por Luka Modric quedaron choqueados por el gol que les impedía avanzar a la última fase del Mundial, sin embargo, con el correr de los minutos se sacudieron del sabor amargo del gol inglés y comenzaron a posicionarse de mejor manera en la cancha.

Fue en el segundo tiempo donde consiguieron su recompensa debido a que Ivan Perisic conectó un centro con una patada, que bien se podría calificar de taekwondo, y emparejó las cifras, desatando la locura y la ilusión en un cuadro croata que volvía a luchar por un cupo en la final ante Francia.

Tras esto, ambas escuadras comenzaron a jguarse sus opciones y bien podría haber sido Inglaterra, quien llegara a la final. Sin embargo, todo se definió en el alargue.

Fue a los 108′ cuando Croacia consiguió el milagro y dio vuelta el partido con un golazo de Mario Mandzukic, quien aprovechó una desatención de la defensa inglesa y clavó el definitivo 2-1.

Con este resultado, Croacia se medirá ante la Francia de Mbappé que llega como favorita tras batir a Bélgica. No obstante, el equipo balcánico ya se convirtió en la primera selección en la historia de los mundiales en acceder a la final tras disputar tres partidos con alargue.

Mira los goles acá: