“¿Puedo confiar en ti? ¿Puedo contarte mi historia y tu realmente la escucharías? Si tu lees ciertos diarios, quizás tu ya crees que me conoces. Quizás tu crees que conoces mi historia y las cosa que me importan. ¿Pero me conoces realmente?”.

Así dice Raheem Sterling en su columna enviada a The Player’s Tribune, donde el jugador de la Selección inglesa que disputa el Mundial y que ha protagonizado varias veces titulares polémicos en la prensa inglesa, cuenta partes de su vida para acallar las críticas.

Semanas antes de que comenzara la Copa Mundial 2018, The Sun, el mismo rotativo que hizo ilusión al narcotráfico en Colombia antes del duelo con Inglaterra, ironizó con un tatuaje de un rifle que se realizó el extremo del Manchester City en su pierna. Incluso llamaron a que no integrara la nómina final.

Esto desató una ola de críticas contra el ex Liverpool, ya que lo tomaron como una muestra de su apoyo a que los civiles posean. Lo que encajaba perfectamente con la imagen que han creado del futbolista dado sus antecedentes polémicos y de excesos.

Son conocidos sus gustos por gastar mucho dinero en millonarios automóviles, de los que posee mas de uno. También fue público que el jugador de 23 años le regaló a su madre un lavamos decorado con diamantes.

Pero él es más que uno más de los deportistas que invierte dinero en ostentosos lujos, dueño de una derecha endiablada y uno de los talentosos jóvenes de Inglaterra, moldeado por entrenadores como Jürgen Klopp, Pep Guardiola y Gareth Southgate.

Sterling nació en Kingston, en el condado de Surrey en Jamaica en 1984, donde vivió hasta los seis años al cuidado de su abuela, luego de que su madre viajara a Inglaterra para poder conseguir un trabajo fijo y llevárselo a él y a su hermana. Sacrificio de su madre que dice que lo marcó de por vida. Pero ya a los dos años vivió un hito que lo cambiaría para siempre. Cuando era un niño, mataron a su padre.

“Recuerdo estar mirando a los otros niños y sus madres y sentirme realmente celoso. No entendía bien que estaba haciendo mi mamá por nosotros. Solo sabía que ella se había ido. Mi abuela era asombrosa, pero todos queremos a nuestra madre a esa edad”, escribió en la columna el futbolista.

Una vez que llegó a Inglaterra, su mamá trabajaba limpiando hoteles para ganar dinero extra y así poder pagar sus estudios. Nunca olvidaré desperar a las 5 de la mañana, antes de la escuela y ayudarla a limpiar los baños en el hotel de Stonebridge. Solía discutir con mi hermana diciendo “no, no, a ti te tocan los baños esta vez, yo haré las camas”.

Son estas memorias las que tiene cuando Raheem cuando pisa el césped de Etihad Staiudm en Manchester, lugar donde le fotografiaron con el tatuaje del rifle. ¿Y por qué tiene un arma? El propio extremo lo aclara: “Cuando tenía dos años mi padre fue asesinado con un arma y me prometí nunca tocar un arma en mi vida, disparo con mi pierna derecha por lo que tiene un significado más profundo”.

When you’re training and realised you ain’t post on the gram in couple days.📸

Una publicación compartida de Raheem Sterling x 😇 (@sterling7) el