La actriz Fernanda Urrejola es una de las nuevas voces de la industria de la televisión y el cine que han salido a condenar a Nicolás López luego de las denuncias en su contra por acoso y abuso sexual.

La actriz reconocida por diversos papeles en la pantalla chica partió dicho en su extenso post en su cuenta personal de Instagram indica que las acusaciones la afectaron mucho y que “jamás pondría en duda el testimonio de una mujer”.

Declaro mi admiración a las valientes que han decidido enfrentar su necesidad de denunciar una transgresión a su humanidad y libertad”, escribió la intérprete que alcanzó gran reconocimiento gracias a producciones como “16” (2003), “Floribella” (2006), “Mujeres de Lujo” (2010) y “Bala Loca” (2016), por nombrar algunos.

Urrejola relata que a Nicolás López lo conoció en le estreno de “Promedio Rojo” en Valdivia, pero que fue en el año 2016 cuando se volvieron más cercanos,  cuando “pude ver a la persona detrás del personaje y lo quise. Y los afectos no se justifican, simplemente son. No vi al monstruo que todos están describiendo ahora”.

Es por eso que las acusaciones la sorprendieron y las considera brutales. “Y no puedo no nombrar las cosas por lo que son, eso es abuso y así lo estoy asimilando”, indica la actriz que también añade que “no haber sido testigo consciente” de los abusos en el gremio en el que trabaja la ha hecho replantearse cosas.

“Yo fui abusada muchas veces (la primera vez tenía solo 7 años) y fui ‘acosada’ otras mil”, sincera, junto a reflexionar que “más de alguna vez escuché como justificación ‘es que los hombres son así’o ‘pero qué estabas haciendo tu’ o ‘cómo estabas vestida’. Con esto en mente creo que mi infancia y todo mi período de desarrollo estuvo marcad por abusos titulados de otro modo”.

Incluso recuerda que “la primera vez que trabajé como actriz tenía 19 años y estaba feliz por haber quedado en al película. Tuve que hacer una escena de abuso, el director se obsesionó con un plano mío sin sostén, yo estaba muy incomoda y al termina la escena a las 5 de la mañana, me apartó del grupo y me habló al oído de lo exquisito que era mi pezón para él. Quedé paralizada”.

Después entró a trabajar a la televisión, continuó, donde también se producían situaciones “incómodas”, pero que todo empeoró con las nocturnas y “volvió el terror”: “Miles de escenas de sexo muy poco cuidadas, en que solo las mujeres quedaban expuestas y había que pedir por favor que redujeran el número de personas en el set”.

“Cuando entendí lo que realmente significaba me creí feminista, pero la pena que he tenido estos días, ha sido al ver que que esta sociedad machista se coló también en mi y más de lo que creía”, confiesa y continúa indicando que “estoy más atenta a no ser yo la que siga perpetuando el abuso de poder es transversal”.

Ya para finalizar y junto reconocer que ella pertenece a la “minoría privilegiada”, Fernanda Urrejola apunta que “son muchas las luchas que están corriendo en paralelo para terminar con un sistema patriarcal, del que finalmente, estamos viendo sus nefastas consecuencias”.

💖🙏🏽

A post shared by Fernanda Urrejola (@ferurrejola) on